En La conjura de los necios de John Kennedy Toole, el personaje Igantius Reilly  espera tranquilo en la calle mientras su madre entra en un centro comercial a comprarle sus pasteles favoritos. Sin más explicación, un policía le pide que se identifique y él se niega. Parece que tiene algo que esconder, pero la realidad es que Ignatius se niega a acatar las órdenes de la autoridad.

Elena Burés